miércoles, 30 de marzo de 2016

LEYENDA DEL CONEJO EN LA LUNA

  La Leyenda del conejo en la luna
Quetzalcóatl, un dios imponente y bueno viajaba por el mundo en forma de hombre, cansado por andar todo un día, noto que su apetito aumentaba, pero siguió en el camino, hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó. 
El dios, decidió sentarse a la orilla de un árbol, donde contemplo a un conejo.

-¿Qué estás comiendo?, - le preguntó.
-Estoy comiendo zacate. ¿Quieres un poco?
-Gracias, pero yo no como zacate.
-¿Qué vas a hacer entonces?
-Morirme tal vez de hambre y de sed.
El conejito se acercó a Quetzalcóatl y le dijo;
-Mira, yo no soy más que un conejito, pero si tienes hambre, cómeme, estoy aquí.
 El dios benevolente y sorprendido por la reacción del conejito le dijo:
-Tú no serás más que un conejito, pero todo el mundo, para siempre, se ha de acordar de ti.
 Y lo levantó alto, muy alto, hasta la luna, donde quedó estampada la figura del conejo. Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo:
-Ahí tienes tu retrato en luz, para todos los hombres y para todos los tiempos.
Este es un fina alternativo
donde el conejo muere en sacrifico por el hombre.
aquí un fragmento
"El hombre en ese instante le pregunto al conejo que si le podría compartir algo de su comida, pero se dio cuenta que sobraba un poco de pasto. El conejo preocupado por el estado físico del hombre, se ofrece como alimento para que él pueda sobrevivir.
 y en honor a esa tan magnifica acción del conejo quetzalcoatl tomo su forma original lo subió a la luna para que cada que los hombres miraran a la luna viera la silueta de un conejo para todos los tiempo y hasta el final del mismo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario